EL MERCADO DE LOS VESTIDOS DE NOVIA EN JAPÓN II

Continuamos con nuestro análisis del mercado de vestidos de novia en Japón y esta vez nos adentramos en los precios. La horquilla de precios de alquiler en Japón es muy amplia, aunque ya de por sí es cara. Los vestidos más baratos oscilan entre los 200 000 y los 300 000 yenes -entre 1500 y 2500 euros al cambio- y los más caros pueden superar el millón de yenes por alquiler. No obstante, más del 70% de las novias se encuadra en la horquilla de 200 000 a 700 000 yenes -entre 1500 y 6000 euros-, lo que puede sorprender al consumidor medio europeo general considerando que este precio es por alquilar el vestido. El margen de beneficio de las tiendas de vestidos de novia en Japón es, consecuentemente, muy elevado.

 

Precios de alquiler en la zona metropolitana de Tokio según estadísticas de la revista Zexy de 2017.

Si nos centramos en las preferencias de las japonesas a la hora de elegir vestido, encontramos que más de la mitad de las novias de la región metropolitana de Tokio se decanta por Línea A, gusto que se acrecienta en otras regiones. El estilo princesa es el siguiente mayoritario, seguido, muy de lejos, del estilo Imperio, con menos de un 3%. El resto de estilos -sirena, etc.- tiende a ser anecdótico. Aquí debemos hacer hincapié en la diferencia entre los gustos reales del mercado y lo que ofrecen las tiendas. Esto es, según una encuesta realizada por la revista Zexy en 2017, entre las novias que no adquirieron su vestido en tiendas del mismo grupo que organizó su boda, un 48.6% esgrime como razón que el precio de los vestidos era muy elevado y un 47.6% que no había ningún diseño que les gustara. Las novias muestran tendencia a quejarse por la poca variedad de las tiendas de vestidos y se deduce que el mercado no está saturado, sino que las tiendas no quieren arriesgar.

Si observamos los aspectos que las novias suelen tener más presentes a la hora de elegir un vestido, nos encontramos con que el apartado estético (diseño, estilo, color, espalda, ornamentos) es predominante (más del 90% de las novias así lo manifiesta). Que sea un vestido de marca o de importación no son factores determinantes al elegir vestido, lo que da ventaja a diseñadores locales. Por otra parte, una ínfima parte de las novias se deja llevar por las sugerencias de los dependientes y un porcentaje muy bajo le da importancia realmente a la calidad del tejido.

La última característica que mencionaremos, y que difiere mucho de la tendencia europea, es que las japonesas suelen informarse sobre vestidos de novia en revistas especializadas (Elle Japan, Vogue Japan, Zexy, 25 ans, etc.), muy seguido de las páginas web y en último lugar las redes sociales. No obstante, la tendencia a elegir los modelos por redes sociales va en aumento y se espera que en poco tiempo sea la opción mayoritaria.

Como hemos visto en estos dos artículos, el mercado de vestidos de novia japonés tiene unas diferencias muy notorias comparado con el europeo y el norteamericano. Podemos establecer, pues, las siguientes conclusiones:

  • El mercado se concentra en las tiendas de empresas que ofrecen sus servicios en paquetes. Algunas de ellas importan por su cuenta, y otras mediante distribuidores especializados.
  • El estilo predominante sigue siendo el de Línea A, muy por encima de los demás.
  • Las novias siguen consultando las revistas de moda para elegir vestido aunque las redes sociales están consolidándose como opción.
  • El mercado de los vestidos de color sigue al alza. Distribuidores y tiendas optan cada vez más por marcas que ofrecen variedad de colores.

 

Departamento de Negocios Internacionales